UN HOTEL… Barceló Punta Umbría Beach Resort

.

vista de parte de las zonas comunes desde la habitación
.
Acabamos de volver de nuestro viaje de verano encantados de muchas cosas que ya comentaré en otro post dedidado a ello porque quiero centrar este en uno de los aspectos más destacados… el hotel elegido, el
Barceló Punta Umbría Beach Resort. Sin duda hemos acertado de pleno con el establecimiento ya que después de una semana en él no le hemos encontrado ninguna pega y os cuento…

.

Detalle de la piscina. La pelona de abajo es mi peque
.
Se trata de un gran resort, muy nuevo y cuidado, de tres edificios separados entre sí pero a la vez intercomunicados por unas pasarelas en la primera planta donde los dos hoteles exteriores, el beach y el enebrales cuentan con unas enormes piscinas, chiringuitos, zonas infantiles, etc… y el hotel central, el dunas, cuenta con el auditorium, el spa, gimnasio, etc… además de dos restaurantes a la carta. Cada uno de ellos cuenta con un grandísimo restaurante buffet excepto el central que cuenta con dos donde podremos desayunar, almorzar o cenar en cualquiera de ellos indistantamente. También cada uno de los edificios cuenta con su propio lobby-bar.

 

.
Las habitaciones del hotel son sensacionales. Grandes, muy amplias y acogedoras con una cama doble de dos metros y espacio más que de sobra para desplegar el sofá cama para la niña mayor y poner la cuna de la peque, además de un buen cuarto de baño y balcón. Tranquilos porque espacio aquí no va a faltar.
.
La zona de la piscina es simplemante brutal. Un lugar amplísimo, agradabilísimo, con una piscina de forma irregular enorme para los mayores, otra ya más pequeña para los más peques, además de un jacuzzi. El entorno es fantástico, sus tumbonas de calidad, sombrillas caribeñas, etc…
.
.

Detalle de parte de una piscina.
.
Los restaurantes son enormes, amplios y con unos buffets diarios de lo más variados cambiando gran parte de la comida cada día. Ocurre una cosa en este tipo de restaurantes; todos queremos comer a la misma hora y pueden formarse colas desagradables que no son de agrado cuando uno está de vacaciones. Yo lo que hago es adelantar los horarios de todas las comidas, es decir, desayuno temprano y ceno muy temprano, vamos que me ajusto al horario de las niñas así me aseguro que nunca voy a tener problemas de colas a la entrada de los restaurante y ni mucho menos problemas de sitio a la vez que voy a llegar antes a ‘tomar la copa’ y voy a tener un buen sitio donde ponerme con las crías para ver los espectáculos si los hay. Es solo una cuestión de ajuste de horarios. También una recomendación para este establecimiento en concreto; otra manera de tener aún menos masificación es ir a los restaurantes del hotel central, el dunas, son grandísimos y menos masificados.

 

.

.

Detalle de las pasarelas de acceso a la playa.
.

 

Llegar al hotel no es difícil. Para acceder a él desde Huelva hay que tomar la autovía a Punta Umbría en la que tendremos una primera salida que ignoraremos y a continuación esta autovía acaba en una redonda donde nos encontraremos el hotel que se encuentra situado en lo que en esta zona se puede llamar primera línea, ¿a qué me refiero con esto??. Pues que el comienzo de la playa es un maravilloso entorno natural, el paraje natural de los enebrales. Se trata de un entorno bellísimo para quienes como a mí nos encanta la naturaleza y paisaje costero de 160 hectáreas de pino piñonero, enebros y dunas entre Punta Umbría y El Portil y que son residencia entre otros de una colonia de camaleones. Se mezcla el blanco de las dunas con el verde de la vegetación y acaba en una interminable playa de unos 13 kilómetros que aunque se divida en 6 sectores diferentes; La Ría, La playa urbana, Los Enebrales, La Mata Negra, La Bota y El Portil, se trata de una misma playa atlántica de unos 40 metros de ancho de media de arena fina mezclada con millones de conchas de almejas, coquinas, chilas, ostras… y con un baño de lo más agradable. A la playa se accede por unas pasarelas de madera por lo tanto no es una primera línea a playa real pero el paseo es corto y de lo más agradable.

.

Playa de los enebrales

.

 

.
Otros datos a tener en cuenta del hotel es el aparcamiento. Aunque es una zona amplia a las afueras del pueblo el hotel es enorme y por tanto acoge a cientos de huéspedes que llevan coche. Al otro lado de la calle están los apartamentos turísticos que dicho sea de paso tienen una pinta desde fuera estupenda y que también acogen a multitud de veraneantes con sus coches y además esta es una zona buena de baño que atrae a gente de otros lados así que a veces aparcar es complicado. Yo recomiendo que por 35€ que cuesta el bono de parking semanal no os compliquéis la vida. Otro aspecto es la atención del personal. De diez. Muy pero que muy a la altura de un complejo así. Da gusto que uno se encuentre cuando va a estos sitios una atención del personal cuando menos correcta y ya digo que aquí mi experiencia ha sido genial. Otra cosa que se me ocurre, es spa. Está genial de verdad, por 19€ no privaros de una horita y media de darle placer al cuerpo. Un lugar realmente relajante y completo.
.
Y poco más. En resumen una gran experiencia para una sensacional e inolvidable semana.

.

.
.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: